Boteng
PREMIOS INTERNACIONALES

II Premio SGAE de Jazz Latino

Gato Barbieri entregando el premio a José Luis (La Habana, 2000).

La segunda versión del Premio SGAE de Jazz Latino, organizado por la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE) y Fundación Autor, se realizó en Cuba como parte del Festival de Jazz de La Habana en Diciembre del año 2000. El premio SGAE fue creado  con el objetivo de estimular la composición en el jazz latino y difundir este género.

La convocatoria estuvo abierta a todos los compositores iberoamericanos. Fueron seis los compositores finalistas en esta edición: dos cubanos, dos españoles, un dominicano y un peruano. Las composiciones fueron interpretadas por el prestigioso grupo cubano Irakere en el Gran Teatro Nacional y José Luis Madueño obtuvo el segundo lugar con su composición afroperuana "Reencuentros".

El jurado estuvo presidido por el cubano Chucho Valdés e integrado por el argentino Gato Barbieri, el panameño Danilo Pérez, el puertorriqueño Giovanni Hidalgo y el español Max Sunyer.
 
Esta obra contiene en su estructura rítmica el ritmo festejo, perteneciente al folclor afroperuano desarrollado en la costa del Perú. La presencia del cajón peruano en este ritmo constituye una sonoridad fresca para los oídos muy acostumbrados a los ritmos brasileros, afrocubanos y colombianos.
 

 
 III Premio SGAE de Jazz Latino

El jurado (de izquierda a derecha): Jorge Pardo, Gonzalo Rubalcaba, Chucho Valdés, Bobby Sanabria y Dave Valentin (La Habana, 2002).

Por segunda vez consecutiva, José Luis Madueño logra colocarse entre los finalistas del Premio SGAE de jazz latino, organizado por la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE) y Fundación Autor. La final del Premio se realizó en Cuba como parte del Festival de Jazz de La Habana en Diciembre del año 2002.
 
El jurado estuvo conformado por el pianista cubano Chucho Valdés, el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba, el saxofonista y flautista español Jorge Pardo, el percusionista puertorriqueño Bobby Sanabria y el flautista norteamericano Dave Valentin.
 
Esta vez, debido a la calidad y a la cantidad de las obras presentadas, los finalistas fueron ocho: dos cubanos, dos españoles, dos brasileros, un colombiano y un peruano. Las composiciones fueron interpretadas por integrantes del prestigioso grupo cubano Irakere y José Luis Madueño obtuvo nuevamente el segundo lugar esta vez con su composición afroperuana "En el rincón".
 
José Luis apostó nuevamente por competir enviando una composición basada en un ritmo afroperuano: el festejo. Este género se ha desarrollado mayormente en la costa del Perú y aún hoy en día es poco conocido en el mundo. 
 
Escucha un demo Midi de la obra "Reencuentros": grabada en MIDI y percusión tocada por Leonardo "Gigio" Parodi (cajón peruano, congas, quijada de burro, cencerro y efectos).
Escuchar "En el rincón" en vivo:
Comentario de José Luis Madueño
 
He tenido el enorme placer de comprobar en las dos veces que he estado en La Habana que nuestra música peruana tiene el camino abierto para cruzar sus fronteras y participar de las fiestas sonoras que hay en el mundo.
 
En las dos versiones del Premio SGAE de Jazz Latino el Perú ha dejado huella a nivel internacional a través de la música afroperuana amalgamando las raíces del festejo con conceptos derivados del jazz. Tuve el honor de recibir los mejores comentarios de los músicos de la orquesta Irakere durante los ensayos y luego de los conciertos.
 
Algo anecdótico: en las Bases del II Premio SGAE, al referirse a los instrumentos para los que había que componer música, solicitaban simplemente percusión latina detallando una lista de instrumentos en la que el cajón no estaba incluido. Lo mismo sucedió en el III Premio en el que también quedé finalista. Gracias a que hablé con los organizadores para que me permitiesen incluir el cajón en mis composiciones es que en ambas ocasiones mis obras sonaron al compás del cajón. Para la versión IV de este concurso (la última que se hizo) las Bases incluyeron -  además de la percusión latina - una relación de instrumentos de percusión adicionales. El primero de la lista fue el cajón peruano.